[es-ar]Desmentimos Los Principales Mitos Sobre El Afeitado

Desmentimos los principales mitos sobre el afeitado

Los mitos sobre el afeitado son como las leyendas urbanas. El lado razonable de tu cerebro sabe que no son ciertos, pero si es tan obvio que es mentira, ¿por qué seguimos creyéndolos? Vamos a desmentir algunos de los mitos más populares.

1

Afeitarse todos los días hace que el pelo crezca más rápido. O más grueso. O más oscuro.

Si las ancianitas se sentaran a contar historias sobre el afeitado, esta sería la number one. El crecimiento, el grosor y el color del pelo están controlados por los genes, no por la frecuencia con la que te afeitás.
2

Las afeitadoras nuevas hacen más cortes

Probá hacer lo contrario: es más probable que haga cortes una afeitadora antigua o una con las hojas dañadas. Cuanto menos afilada esté la hoja, más presión necesitás hacer para afeitarte, lo cual provoca los cortes. Si sentís que la hoja tira de la piel o que el afeitado no es tan preciso como antes, esto indica que probablemente haya que cambiar las hojas.
3

Las hojas de la afeitadora deberían cambiarse cada semana

La velocidad con la que una hoja se desafila depende de varias cosas: la calidad de la hoja, la forma en que está fabricada, la frecuencia con la que te afeitás, si has preparado la piel con un gel de afeitar, y el cuidado de la hoja después de cada afeitada. Tras pasar años observando cómo se afeitan miles de hombres, sabemos que cada uno es diferente y que, al final, deberías seguir tu propia intuición para saber cuándo es hora de cambiar las hojas. Cambiar las hojas una vez por semana es demasiado si utilizás una afeitadora de alta calidad. Por ejemplo, una de las mejores afeitadoras de Gillette ofrece hasta un mes de afeitadas.*
4

Los hombres de verdad no se afeitan más allá del cuello

Tanto si la llamás “depilación masculina” o “depilación corporal”, el afeitado más allá del cuello tiene muchos seguidores. Una encuesta de Gillette muestra que casi 4 de cada 10 hombres se recortan o depilan ahí abajo.

Así que ahora ya lo sabés. Pero, igual que los mitos como la jornada laboral semanal de 40 horas o los ejercicios mágicos para lograr abdominales instantáneos, es probable que los mitos sobre el afeitado aún no hayan desaparecido.

¿Fue útil este artículo?

Basándose en tres o cuatro afeitadas por semana.