Consejos para afeitar la cabeza

Consejos para afeitar la cabeza

La cabeza afeitada es un look clásico y audaz. Sin importar si este estilo es nuevo para vos o no, puedes lograr el look y la sensación que deseas con los consejos y las herramientas de Gillette.

Cómo obtener el look de cabeza afeitada

Seguí estos pasos para lograr un cuero cabelludo suave cada vez que te afeites:

PASO 1:

Suavizar y recortar el vello

Afeitarte durante o inmediatamente después de bañarte ayuda a que el vello sea más fácil de cortar. Primero puede ser que tengas que recortar un poco de vello con una recortadora como la Gillette STYLER. Antes de afeitarte, palpa tu cuero cabelludo para localizar protuberancias y lunares.

PASO 2:

Aplicar gel de afeitar

Esto ayudará a suavizar tu vello, mejorar el deslizamiento de la afeitadora y proteger tu piel de la irritación. Los geles y espumas de afeitar Gillette ayudan a que tengas una afeitada suave de principio a fin.

PASO 3:

Evitar las hojas desgastadas

Antes de la afeitada revisá las bandas lubricantes. Si se ven descoloridas o las hojas se sienten desgastadas, puede ser el momento de cambiar tu cartucho. Revisá los cartuchos de repuesto Gillette.

PASO 4:

Afeitarte con pasadas ligeras y suaves

Afeitate con pasadas ligeras y uniformes utilizando una presión pareja. Trabajá en un patrón que te resulte cómodo; probá cambiando de dirección y a contrapelo en tu segunda pasada.

PASO 5:

Afeitarte siguiendo los contornos

La tecnología FlexBall de la afeitadora Gillette Fusion5™ ProShield, permite a las hojas girar fácilmente sobre los contornos de tu cuero cabelludo. Doblá las orejas hacia abajo mientras trabajás alrededor de ellas para evitar cortes.

PASO 6:

Enjuagar las hojas con frecuencia

Enjuagá suavemente las hojas después de unas pocas pasadas, tanto la parte delantera como la trasera del cartucho, y después sacudí suavemente para eliminar el exceso de agua. No golpees la afeitadora contra el lavatorio ni la limpies con una toalla; estos hábitos pueden reducir la vida útil de la afeitadora al dañar el diseño de los componentes de las hojas. Enjuagar las hojas bajo el agua corriente ayuda a eliminar la acumulación de residuos de gel de afeitar, vello y piel muerta.

PASO 7:

Aplicar de nuevo el gel de afeitar

Antes de volverte a afeitar en cualquier área, aplicá de nuevo gel de afeitar para evitar erupciones e irritación por la afeitada.

PASO 8:

Secar

Enjuagá tu cabeza con agua fría y secala.

PASO 9:

Humectar

Humectarte inmediatamente después de afeitarte con una loción para después de afeitarse ayuda a aliviar la piel recién afeitada; humectarte como parte de tu rutina diaria de afeitado ayuda a mantener tu cuero cabelludo suave e hidratado.

¡Disfrutá de un suave cuero cabelludo!

Con los consejos y herramientas de Gillette, el afeitado de tu cabeza siempre será uniforme.

¿Fue útil este artículo?